Cómo hacer un shooting de decoración en tu casa y divertirte trabajando

Este enero aproveché mis vacaciones en Argentina para hacer algunas cosas divertidas. Entre ellas, un shooting para mi hermano Fermín que es ebanista y hace unas cosas maravillosas en madera y es el fundador de De Tal Palo. La verdad es que la pasé genial y lo que comenzó siendo “vamos a ver qué tal queda esto y aquello”…. se convirtió en una tarde de trabajo y diversión.

  • Materiales necesarios: un móvil, los objetos que quieras fotografiar, complementos, creatividad y sentido del humor.
  • Utiliza la mejor cámara de móvil que tengas: (pídele a un amigo su  iPhone 7) o utiliza tu Smartphone, un dispositivo que te asegure calidad web. En general siempre puedes editar las fotos con cualquier editor de imágenes pero partamos de la base… y no hace falta tener una súper cámara para un shooting casero pero vamos a intentar hacerlo de la mejor manera posible.
  • Elige la localización: el lugar, la parte de tu casa que mejor luzca. En nuestro caso, y como en Argentina era verano, elegimos el patio/jardín de la casa de mi hermano porque hay plantas y porque queríamos que los muebles de madera tuvieran contraste con el espacio.
  • Selecciona complementos: saca del armario y las alacenas los complementos que puedan servirte para lograr esas fotos que estás buscando. Busca accesorios que vayan bien en colores, contrastes, texturas, ¡cuidado con los que tienen letras o se ve la marca! Elige elementos bonitos, que te inspiren, que te gusten, que te recuerden cosas o momentos y que conecten con lo que estás fotografiando.
  • Mira a lo alto y a lo ancho: cuando sacamos fotos solemos olvidarnos de los bordes, los márgenes, todo lo que rodea a ese objeto que queremos fotografiar. Recuerda que todo lo que ves con la lente es lo que saldrá en la foto. Si hay una manta que está mal doblada, un elemento que sobresale y opaca en tamaño a otros, corrígelo para que quede lo mejor posible.
  • Diviértete y ponle corazón: juega con lo que tienes, saca y pon elementos, complementos, viste y desviste muebles, cambia de sitio las cosas, juega con tu imaginación, ¡inspírate en cosas que hayas visto en revistas o en webs!
  • Arma tu escenario y busca el equilibro visual: una vez elegida la localización, los complementos y las posturas, busca el equilibro, arma una composición equilibrada.
  • Cambia tu punto de vista: esto para mi es fundamental, no te quedes con la primer foto, muévete alrededor del objeto, toma fotos de diferentes ángulos y perspectivas ¡porque los objetos se ven diferentes! desde arriba, hacia abajo, haz planos detalles o primeros planos de aquellos aspectos que quieras resaltar… El objeto te mostrará un lado que nunca habías imaginado y podrás captarlo en la fotografía.
  • Selecciona las fotos que más te gusten: bajalas a tu ordenador y prueba filtros en programas de edición que tengas (esta parte la dejo a vuestro criterio porque a mi no se me dá muy bien). Haz una carpeta con las fotos seleccionadas y súbela a tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *