Bang & Olufsen presenta tres nuevos diseños: BeoSound Shape, BeoVision Eclipse y BeoLab 50

Bang & Olufsen ha presentado tres nuevos diseños: BeoSound Shape, BeoVision Eclipse y BeoLab 50, se integran a la familia de la reconocida firma danesa dedicada al diseño y la producción de sistemas de sonido, audio y televisión. Por su filosofía, innovación y potencia, los recién llegado han sido recibidos con gran éxito.

Bang & Olufsen presenta: BeoSound Shape, BeoVision Eclipse y BeoLab 50
BeoSound Shape, Bang & Olufsen, 2017

Un equipo de música (o una obra de arte contemporánea)

Lo primero que llama a la atención de BeoSound Shape es su diseño, colgado en la pared, casi podría tratarse de una obra de arte contemporánea. Y es que, “el nuevo equipo de música es un diseño totalmente diferente a lo que la firma haya presentado en el pasado”, explica Francisco Ruiz, director técnico de Bang & Olufsen España. Se trata de un equipo compuesto por la combinación de módulos –con un mínimo recomendado de 4 y un máximo de 44 altavoces–, cada uno con un total de 160 vatios. Es un producto totalmente novedoso ya que el cliente puede elegir la forma y la potencia del equipo, “siendo este el mayor reto de su diseño: que cualquiera sea su forma, el equipo suene bien”, continúa explicando Ruiz.

El sistema cuenta con módulos de amplificación del sonido –cada uno puede alimentar 4 altavoces– y también de absorción. Éstos últimos añaden una nota sobresaliente a su diseño ya que permiten “disfrutar del silencio”, es decir, cuando el equipo no está en funcionamiento, mejoran la acústica y el confort de la sala. El sistema de módulos está disponible en 10 colores, 6 de los cuales son parte propios de Bang & Olufsen y los otros 4 de la firma Kvadrat. Su diseño se inspira en el hexágono y el cuadrado, ambos presentes en la naturaleza desde donde, también, se extrae el leitmotiv cromático: el paisaje que ofrecen las montañas nevadas. Un procesador de sonido permite que las voces siempre provengan de la parte central y los instrumentos de los lados; y las últimas prestaciones tecnológicas, como la reproducción del sonido a través de dispositivos móviles, bluetooth, etc, todo ello está contemplado en este nuevo diseño. ¿Precio? A partir de 4 mil euros.

 

Bang & Olufsen presenta: BeoSound Shape, BeoVision Eclipse y BeoLab 50
BeoVision Eclipse, Bang & Olufsen, 2017

Eclipse, un televisor con imagen y sonido de otro planeta

BeoVision Eclipse es el segundo producto que se integra a la renovada familia Bang & Olufsen. Un sistema de televisión audiovisual basado en la tecnología  OLED 4K de LG a la que se integra el sistema SoundCenter de 3 canales con 450 vatios, realzando así la importancia de la imagen y el sonido en partes iguales. Como explica Miguel Martín Díaz, responsable de Formación Comercial de Bang & Olufsen España, “OLED tiene una característica particulary es que no necesitar un panel posterior de luz para funcionar”, por lo que facilita el diseño de una pantalla fina y flexible. BeoVision Eclipse, diseñado por Torsten Valeur de David Lewis Designers, lleva este nombre en alusión al fenómeno astronómico y junto a él alude a la posibilidad que tienen las pantallas OLED de lograr “el negro absoluto”, permitiendo así máximo contraste y, por ende, una mayor reproducción de los detalles y de la sensación de profundidad. El nuevo sistema está realizado de manera artesanal, ejemplo de ellos es “la perforación del aluminio del altavoz, en la que los agujeros de los graves y agudos tienen diferentes tamaños”, detalla Martín Díaz. La pantalla puede colgarse en la pared o mediante un soporte. Su precio, entre 9 y 14 mil euros según la elección de entre los dos tamaños disponibles.

 

Bang & Olufsen presenta: BeoSound Shape, BeoVision Eclipse y BeoLab 50
BeoLab 50, Bang & Olufsen, 2017

El perfecto balance entre potencia y diseño

El altavoz BeoLab 50 destaca por el perfecto balance entre potencia y diseño.  Está pensado para clientes que ya tengan productos de la firma y desean integrarlo a su familia y, es una pieza clave para melómanos. “Este producto de alta gama demuestra cuán fiel es la reproducción del sonido respecto al sonido real” explica Martín Díaz, considerando con ello también la espacialidad de la sala y cómo el altavoz responde al sonido ambiente; siendo todas estas características fundamentales de su diseño. Cada altavoz pesa 61 kilos y tiene 21 vatios de potencia. Justamente es su capacidad de potencia la que ha llevado a pensar en aspectos como un sistema de protección térmica y sensores de control que ajustan el sonido de acuerdo a la temperatura que presenta la membrana que lo reproduce. Dispuestos los dos altavoces en una misma sala, uno tiene en cuenta el comportamiento del otro y actúa en consecuencia. Para sus diseñadores, el equipo alemán Noto –que con este diseño suman cuatro para Bang & Olufsen­–, otro de los retos ha sido el aunar en un nuevo producto varios materiales como aluminio, madera de roble y textil. Con reminiscencias a Beolab-90, tanto en diseño como en prestaciones, visiblemente se distingue de este modelo gracias a la importancia que cobran las juntas en la combinación de un material y otro, haciendo éste uno de sus rasgos más distintivos de diseño. Precio aproximado por pareja: 26 mil euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *